estiramientos transformaVeinte minutos no es mucho. Pero es suficiente. Lo dicen personalidades de todo el mundo en la actualidad: gurús de todos los colores, psicólogos reconocidos, deportistas, médicos y grandes empresarios. Una pausa de veinte minutos en medio de la jornada laboral para dejar la mente en blanco es una inversión inteligente. Y no sólo porque evita el embotamiento del pensamiento, sino porque nos hace más productivos a la hora de retomar la tarea y concentrarnos en lo que sigue.

En transforma bcn la encargada de demostrarlo es Angela Sealy que cada miércoles reúne a los transformers (a los coworkers) en el piso de abajo para hacer un descanso en la jornada laboral. Angela es profesora de yoga (y está especializada en masaje tailandés). Nació en Alabama y ha enseñado y estudiado yoga durante mas de 8 años en diferentes países del mundo como Grecia, España, India y Estados Unidos.
Lo que más le gusta -nos cuenta- es compartir sus habilidades de curación y ayudar a los demás a sentirse mejor con ellos mismos y a desarrollar todo su potencial, no solo en las clases sino también fuera de ellas. ¡Con nosotros lo consigue! los transformers adoramos esos momentos de relajación. Cada sesión con Angela puede combinar diferentes técnicas, desde meditaciones cortas, trabajos de respiración guiada (pranayama) a práctica de posturas de equilibrio y enraizamiento. Para nosotros, es mejor que tomar un café durante el descanso de la tarde. Sin duda.

En nuestro siglo la concentración es un valor al alza que transita por caminos variopintos: el baile, la respiración o, como es el caso de Angela, el yoga.

Los estiramientos se han utilizado desde la antigüedad para aliviar el dolor y eliminar la fatiga. Y en los tiempos que corren se hacen más necesarios que nunca, ya que en la actualidad muchos de los puestos de trabajo se desarrollan durante horas frente a un ordenador. La postura sostenida provoca la tensión y, luego, el acortamiento del músculo.
Gracias a los estiramientos, los músculos recuperan su longitud (liberan toxinas) y la sangre aumenta el ritmo de su circulación. Sobre todo, este tipo de ejercicio reduce el estrés y el cansancio, y aumenta la relajación física y psíquica.
Nosotros lo comprobamos cada miércoles.